CSO: Ocho tendencias de ciberseguridad a observar en el 2018

Mientras nos encontramos en el inicio de otro año, la guerra por nuestra seguridad cibernética continua. Hubo muchas violaciones de datos en 2017, especialmente para Equifax, Verizon y Kmart. Pero si buscas un rayo de luz en la nube, tal vez te alegrará la noticia de que el costo promedio global de una violación de datos ha bajado un 10 por ciento en comparación con años anteriores a $ 3,62 millones, según el Instituto Ponemon .

Lamentablemente, el tamaño promedio de una violación de datos aumentó casi un dos por ciento. Claramente todavía hay mucho trabajo por hacer. Estas son algunas de las tendencias, desafíos y amenazas que nos esperan a todos en 2018

1. ¿Cambios Regulatorios en tu mercado o país?

En Europa por ejemplo, está por entrar en vigencia Reglamento General de Protección de Datos (GDPR).

Los preparativos para el nuevo GDPR de la Unión Europea, que explica cómo las empresas deben procesar, almacenar y proteger los datos personales de los ciudadanos de la UE. El GDPR se aplicará a partir del 25 de mayo, y las infracciones pueden provocar multas de hasta 20 millones de euros ($ 23,6 millones en el momento de redactar este informe) o el 4% de la facturación anual total del año financiero anterior.

Se especula sobre lo que sucederá cuando la regulación entre en vigencia, pero la cuestión de cuánto costará exactamente el incumplimiento del GDPR será respondida pronto.

2. La IA y el aprendizaje automático pueden impulsar defensas cibernéticas

A medida que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático se aceleran y comienzan a afectar a más y más industrias, es seguro que desempeñarán un papel más importante en la ciberseguridad. Debido a que la batalla con los delincuentes cibernéticos se mueve tan rápido, los modelos de aprendizaje automático que pueden predecir e identificar los ataques con rapidez podrían ser una gran ventaja para los profesionales de InfoSec. En el próximo año, estos modelos necesitan ser entrenados y perfeccionados. Sin embargo, también existe el riesgo de que los atacantes puedan explotar la IA y el aprendizaje automático.

3. Sea proactivo con el ransomware

Ransomware ha sido una amenaza creciente en los últimos años, pero continúa reclamando víctimas de alto perfil. Todavía no está claro lo que todos aprendieron de los ataques de ransomware de WannaCry , pero esperamos que destaque la necesidad de realizar copias de seguridad regularmente, mantener los parches y actualizar los sistemas, y fortalecer sus defensas en tiempo real. Si las organizaciones siguieran estos sencillos pasos, podríamos reducir drásticamente el impacto del ransomware.

4. Manejo de infracciones de datos positivamente

Puede ser imposible erradicar por completo las infracciones de datos, pero todas las organizaciones tienen el poder de atenuar el golpe manejando las consecuencias correctamente. Equifax nos dio una clase magistral sobre cómo no manejar una violación de datos a principios de este año. Al retrasar la divulgación, dirigir mal a las víctimas potenciales y no corregir una vulnerabilidad conocida, empeoró mucho más la situación. Solo podemos esperar que esto resulte instructivo para otros en el próximo año.

5. El IoT es un enlace débil

Estamos desplegando más y más dispositivos conectados a Internet y repletos de sensores, pero el Internet de las Cosas sigue siendo un importante punto débil para las defensas. Con demasiada frecuencia, estos dispositivos carecen de características de seguridad básicas, o no están configurados correctamente y dependen de contraseñas predeterminadas que pueden dar acceso fácil a los atacantes. Esto a su vez está dando lugar a botnets , que pueden usarse para ataques volumétricos, para filtrar datos robados, identificar vulnerabilidades adicionales o ataques de fuerza bruta. Necesitamos asegurar adecuadamente el IoT o continuará siendo un gran problema en 2018.

6. Todavía hay escasez de habilidades

La escasez de profesionales especializados en ciberseguridad sigue siendo un problema importante para muchas organizaciones. Incluso con el aumento promedio de los salarios de InfoSec, hay miles de puestos vacantes. Esto está llevando a muchas compañías a contratar servicios de ciberseguridad externa y CISO virtuales . Esperamos ver más subcontratación a medida que los empleadores intenten encontrar la manera de llenar el vacío de habilidades.

7. Desarrollar un lenguaje común

Si bien se avecina el espectro de múltiples amenazas, también hay desarrollos positivos en el ámbito de la ciberseguridad, entre los que se incluyen la creación y adopción de elementos como el Marco de seguridad cibernética del NIST . A medida que más organizaciones y expertos en ciberseguridad se unen para desarrollar un lenguaje común, nuestras defensas colectivas se fortalecen.

8. Aplicación de parches y pruebas

No es brillante, nuevo o emocionante, pero aún así debe estar en primer lugar. La cantidad de violaciones de datos en 2017 que fueron posibles gracias a vulnerabilidades conocidas y un enfoque lento para aplicar parches es horrible. No es suficiente identificar los problemas: debes actuar. Las pruebas de aplicación caen en la misma categoría, ya que con demasiada frecuencia se ignoran. Si no prueba su seguridad, entonces no sabe qué tan segura es su aplicación. Si todos pusieran un nuevo esfuerzo en parches y pruebas de aplicaciones en el próximo año, veríamos una caída dramática en las brechas de datos.

Fuente: https://www.csoonline.com/article/3241242/data-protection/8-cybersecurity-trends-to-watch-for-2018.html