Darktrace: la startup billonaria que lucha contra los hackers con Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial está en boca de todos en 2019 y el área de la ciberseguridad no es ajena a ello. De hecho, tras la aparición del Wannacry, el malware que infectó a 150 países en 2017, las soluciones dentro de esta área se han multiplicado. Sin embargo, al margen de estas, existe una empresa de seguridad informática que ha sabido cómo implementar el know how y promete ser noticia este año. Su nombre es Darktrace.

 

Darktrace es una compañía fundada en 2013 que cuenta actualmente con más de 700 empleados, 33 oficinas a lo largo del globo terráqueo y más de US$400 millones ganados en contratos, de acuerdo con un artículo publicado CNBC. Su enorme expansión y el número de clientes, que va desde empresas con 10 empleados, hasta multinacionales, sugieren que han logrado dar en el clavo de la ciberseguridad. Ahora, la duda es, ¿por qué y cómo han logrado tener tanto éxito?

 

Anticuerpos digitales

 

Si se acude a los valores de Darktrace, es posible leer que esta empresa se enfoca en poner a prueba las máquinas contra las máquinas para mantener los datos de sus clientes seguros.

 

“Está claro que ahora estamos en medio de una carrera de ciberarmas. El campo de batalla estará dentro de la red de cada compañía y veremos una guerra contra los algoritmos”, explica Nicole Eagan, la directora ejecutiva detrás de Darktrace, en entrevista con CNBC Make It.

 

De esta manera, de acuerdo con Eagan, la respuesta a la lucha contra tales amenazas es la inteligencia artificial y el “secreto” de Darktrace para ponerla en acción viene inspirado en el sistema inmunológico del cuerpo humano.

 

“Evolucionado a lo largo de miles de millones de años, el sistema inmunológico del cuerpo humano tiene la capacidad única de comprender el “yo”, lo que forma parte de nosotros y lo que no somos nosotros. Esto permite detectar y contener amenazas emergentes rápidamente (…) Del mismo modo, Darktrace funciona aprendiendo un sentido de ‘yo’ en todo el negocio digital e identificando amenazas emergentes en tiempo real”, explica la empresaria.

 

En otras palabras, la solución de Darktrace se basa en el aprendizaje automático, la identificación de “patrones de vida” entre los usuarios y sus dispositivos para la posterior alerta ante desviaciones de la actividad regular. “Al igual que un anticuerpo digital, se neutraliza instantáneamente la amenaza antes de que tenga tiempo de causar daño”, señala Eagan.

 

Como ejemplo, en cierta ocasión un reconocido casino fue hackeado a través del termostato inteligente de una de sus peceras. La compañía olvidó informar a su equipo TI sobre este dispositivo y los atacantes lograron entrar al sistema por dicho medio. Una vez dentro, buscaron una base de datos de alto valor e intentaron subirla a la nube. Sin embargo, Darktrace notó un comportamiento inusual.

 

“Normalmente, un termostato no busca bases de datos en el sistema de un casino. Es así como logramos detectar la actividad sospechosa y detener el robo de datos a tiempo”, explica Eagan.

 

Competidores al día

 

A través de su filosofía inspirada en el cuerpo humano, Darktrace ha logrado destacar en el mercado. No obstante, si bien fue una de las primeras compañías en abrir camino a la IA y ofrecer soluciones robustas, no es la única del mercado. Pero ello no es de extrañar.

 

Esto último se debe a que el cibercrimen le costará a las empresas $6 billones anuales para 2021, de acuerdo con estimaciones de Cibersecurity Ventures, un programa que proporciona datos sobre la economía mundial en materia de ciberseguridad. Sumado a ello, estudios demuestran que existe un gran déficit de profesionales dentro de esta área, por lo que no sorprende demasiado que la inteligencia artificial busque hacerse un espacio.

 

“Estamos viendo un creciente interés en la aplicación del aprendizaje automático, la inteligencia artificial, entre otros, para hacer frente a los problemas de ciberseguridad y las vulnerabilidades antes de que se conviertan en incidentes reales”, señaló a CNBC Make It Richard Forno, director del Programa de Posgrado en Ciberseguridad de la Universidad de Maryland.

 

Es así como Logrythm y Cylance, recientemente adquirida por Blackberry, también se han hecho un espacio en el mercado. La segunda mencionada siendo internacionalmente reconocida por prevenir ciberataques con hasta 18 meses de anticipación.

 

No obstante, Steve Morgan, fundador de Cybersecurity Ventures, afirma que Darktrace fue una de las primeras compañías en adoptar la Inteligencia Artificial dentro de la ciberseguridad y desde entonces sus datos han sido tan sólidos como su crecimiento.

 

“La compañía ha hecho un gran trabajo al ir más allá de la mera explicación sobre lo que la Inteligencia Artificial es. Darktrace ayuda al mercado a entender cómo se usa la IA“, puntualiza Morgan, de acuerdo con Catherine Clifford.

 

Obtenga una asesoría gratuita para su empresa sobre IA aquí: https://www.widefense.com/contacto/