Email Security: ALTO, ¿quién me escribe?

Se estima que, para fines de 2019, el número de usuarios de email será de más 2,9 mil millones a nivel mundial. Con ello en cuenta, y a propósito del Día Mundial del Correo, acá entregamos nuestras recomendaciones para potenciar su uso, sin comprometer la seguridad.

 

Una herramienta poderosa

En la actualidad es difícil imaginar que una persona no tenga al menos una cuenta de correo electrónico. Y es que, después de reemplazar a los servicios tradicionales de mensajería, se expandió a funciones de colaboración, almacenamiento de datos, sistemas de control, plataformas de atención al cliente, mecanismos masivos de publicidad, agencias de noticias y muchas otras funciones que se le suman a diario.

 

No obstante, visto desde la vereda de las amenazas, el email mantiene el primer lugar como blanco de ataques. Solo el año pasado, más del 80% de todos los ciberataques tuvieron lugar por esta vía. Para este año, incluso, el Ponemon Institute predijo que las pérdidas por ciberataques al email alcanzará los 9.000 millones de dólares globalmente. 

Lo más preocupante es que, según estadísticas, el correo electrónico seguirá siendo el medio preferido por los atacantes. Esto fundamentalmente porque a través de esta vía pueden llegar directamente a las personas para hacerles daño, robarles, extorsionarlos o intimidarlos. Comprometiendo, además, la ciberseguridad de las organizaciones.

 

En ese sentido, las amenazas más frecuentes son: phishing, malware, ransomware, robo de identidad e información. Ante ellas, se hace necesario conjugar tecnología y buenas prácticas para mantener ágil y confiable la comunicación en el email. 

 

Persona + tecnología = email seguro

 

Existen dos caminos para usar de manera segura el e-mail. La primera es usarlo con sentido común, responsabilidad y conciencia. Siempre con la idea de que el riesgo es una constante y que todo es cuestión de saber cómo manejarlo. Para ello:

 

  1. Siga las recomendaciones: en su empresa esperan que usted sea un agente activo en la detección y prevención de amenazas. Recuerde que las medidas de protección que tienen para la navegación y el correo electrónico buscan protegerlo a usted y sus cega. 
  2. Piense antes de actuar: desconfíe de las comunicaciones que le piden que actúe de inmediato. Esas que le ofrecen algo demasiado bueno para ser verdad o que piden información personal.
  3. Ante la duda es mejor eliminar: si parece sospechoso eliminelo, contacte al remitente a través de otro medio y verifique la autenticidad del mensaje. No olvide, haga que prevalezca su intuición sobre su curiosidad.
  4. Proteja sus cuentas: verifique que cada sitio en que le pidan su usuario y clave sea legítimo, y, no haga nada que en persona no haría.
  5. Cree claves largas y seguras: sus claves difíciles de adivinar y fáciles de recordar. Para lograrlo, defina un método personal para crearlas. Uno que sea creativo y constante a la vez.
El otro camino depende menos del usuario final y pretende ser más automático y preventivo. Busca ayudar a que las personas se enfrenten a mensajes de menor riesgo y se centra en tres acciones:
  1. Use y mantenga actualizado su software de seguridad: es peor una herramienta que no se actualiza que no tenerla. Use un antimalware de última generación. De preferencia, uno basado en Inteligencia Artificial como Cylance. Este protege en pre-ejecución y no depende de la actualización de firmas.
  2. Automatice los mecanismos de protección en el correo: implemente un sistema para filtrar spam, detectar el phishing y analizar contenidos. Entre las opciones, considere la suite de Email Security de Forcepoint. Esta es capaz de eliminar correos que contengan amenazas incluso antes de que el mensaje sea recibido por el usuario. 
  3. Piense global: es recomendable abordar otros potenciales riesgos. Tenga en cuenta sistemas que faciliten una navegación segura, prevengan la fuga de información, aseguren el trabajo en la nube e incluso eviten la suplantación de identidad.

 

En resumen, ser precavido y contar con una solución de ciberseguridad actualizada puede ayudarle a sacarle el máximo provecho al email. Ello tanto a nivel personal, como empresarial. 

 

Conversemos sobre cómo nuestras soluciones pueden ayudar a su empresa en: www.widefense.com/contacto