¿Qué es una fuga de información y cómo protegerse?

Las herramientas DLP de Forcepoint o McAfee, pueden ayudar a las empresas a proteger su reputación y resguardar información confidencial de colaboradores descontentos y cibercriminales. Aprenda cómo evitar una fuga de información. 

 

Recientemente, los datos de 14.007 tarjetas de crédito en Chile se filtraron en internet. Tras ello, expertos calificaron lo que siguió como un “contexto de histeria” por parte de los usuarios, quienes creían que el sistema había sido hackeado. No obstante, Kenneth Daniels, gerente general de Widefense, una de las empresas más grandes de ciberseguridad del país, aclaró que el caso tendría más que ver con una fuga de información.

 

En ese sentido, primero que nada, es importante entender que una fuga de información ocurre cuando los datos son compartidos intencionalmente o por error y se filtran. Mientras tanto, los hackeos son aquellos que se dan cuando alguien vulnera deliberadamente las medidas de seguridad. En este punto, si bien Daniels recalcó que aún no se descarta que haya otros elementos relacionados con el caso, la evidencia y el análisis preliminar apuntan hacia lo primero.

Evite dolores de cabeza innecesarios

 

Para evitar la fuga de información, existen algunas medidas básicas que usuarios y empresas pueden tomar. De esa manera, a la hora de hacer compras virtuales, es importante asegurarse de que el vendedor es confiable; hacer uso de los recursos que dan los emisores de tarjeta, como credenciales seguras y finalmente no perder de vista que los criminales están tanto en el mundo físico, como en el virtual.

 

Asimismo, las empresas (sin importar su tamaño) necesitan tener al día sus medidas de ciberseguridad, pues los cibercriminales no sólo atacan bancos y organizaciones grandes. De hecho, los atacantes buscan cualquier ente que maneje información relevante de los usuarios.

Busque herramientas disponibles

 

Tras la filtración de datos de 14 mil tarjetas de crédito, si bien quedó claro que el país necesita con urgencia una nueva ley de protección de datos, es importante tener en cuenta que también existen herramientas por las que las empresas pueden optar para proteger información confidencial.

 

En esa línea, es necesario mencionar que la fuga de información es un dolor de cabeza para muchos. No obstante, el problema no solamente llega de afuera. Los empresarios se enfrentan, además, a la creación de pautas y estrategias para evitar que sus colaboradores se vayan con datos “debajo del brazo”.

 

Para enfrentar tal desafío, Partners de Widefense como Forcepoint o McAfee, ofrecen soluciones efectivas orientadas a prevenir la fuga de información (Data Loss Prevention, o DLP, por sus siglas en inglés).

 

Al respecto, la tecnología DLP puede integrarse con el uso cotidiano y definir políticas para controlar cuándo y cómo se envían los datos confidenciales fuera de la organización. De esta manera, cuando una persona intenta comprometer información, intencionalmente o no, la empresa sería capaz de detectar actividad sospechosa actuar a tiempo.

Cuide su reputación

 

¿Cuáles son las consecuencias de no atender esta problemática? En este caso, está en riesgo la confianza en el sistema. Ello en un país que actualmente lidera la transformación digital de la región. Asimismo, más allá de eso, tenemos los casos de Sony, los correos de Hillary Clinton y los Panama Papers. Estos ponen en evidencia lo que una fuga de información puede causar a empresas y personas.

 

Finalmente cabe destacar que, la fuga de información es un riesgo constante que deben tomar en cuenta los empresarios. Ello siempre que quieran apostar por el crecimiento de su empresa en un mundo cada vez más digitalizado.

 

Lea más sobre el caso de las 14 mil tarjetas de crédito aquí: