‹ Volver

El rol del Big Data en la ciberseguridad

El rol del Big Data en la ciberseguridad

La era del Big Data brinda tanto oportunidades como riesgos para las empresas e instituciones.

Por un lado, sirve como herramienta para desarrollar estrategias de ciberseguridad. Además, según investigaciones, el 99% de las computadoras son vulnerables a ciberataques. Por tanto, el Big Data y la ciberseguridad se necesitan mutuamente cada vez más.

Si bien el hecho de que la tecnología de la información avance a un ritmo acelerado es positivo para la sociedad, no podemos olvidar que trae consigo nuevos problemas. Por ejemplo, incentiva la innovación y sofisticación de las amenazas de ciberseguridad.

Pero antes de profundizar en su relación, ¿sabes qué es el Big Data?

¿Qué es el Big Data?

El Big Data consiste en un grupo de datos de gran volumen que almacena información de valor muy variada. Es importante ya que permite analizar patrones y tendencias de comportamiento.

El procesamiento de dichos datos es un valioso activo para cualquier institución o empresa. Por tanto, es fundamental proteger la privacidad de esa información.

Rol del Big Data en la ciberseguridad

La tecnología Big Data, además de ofrecer una gran capacidad a la hora de procesar datos y examinarlos, permite identificar a los usuarios que actúen en contra de la integridad de los mismos.

La capacidad de procesamiento de datos es una herramienta esencial para las estrategias de ciberseguridad. A través del Big Data, contamos con una forma eficiente para detectar y clasificar cualquier ciberamenaza mejorando los mecanismos de detección y ofreciendo una solución en tiempo real de forma rápida.

El Big Data puede proteger a las empresas ya que hace que sea mucho más complicado que los datos importantes del funcionamiento interno de la organización se filtren.

¿Cómo se complementan el Big Data y la ciberseguridad?

Si bien hasta ahora solo hemos hablado de las ventajas del Big Data en la ciberseguridad, existe una ayuda mutua entre ambos.

Macro datos, metadatos y en general grandes cantidades de datos necesitan protección. A su vez, la ciberseguridad requiere de datos. Por tanto, se necesitan mutuamente.

Estas son 3 formas en las que se complementan:

1. Precursores para el futuro

El Big Data nos brinda una visión bastante real de los patrones y tendencias de comportamiento que se analizan.

Los ataques a la ciberseguridad tienden a ser aleatorios, espontáneos e inusuales. Sin embargo, el análisis de los datos producidos por cierta plataforma específica puede resultar en la identificación de los puntos vulnerables.

De esta manera, es posible adelantarse e implementar un software de seguridad que salvaguarde los datos sensibles de la empresa.

2. Ofensiva

Las empresas no solo desean proteger los bancos de datos, sino que buscan utilizar la capacidad de procesamiento del Big Data para identificar de forma proactiva a quienes tratan de penetrar una red o los que ya están dentro de ella. 

3. Monitoreo de sistemas de seguridad en tiempo real

En las estrategias de ciberseguridad, se recogen los datos provistos por el Big Data tras un análisis. A partir de ello, monitorea sistemas, generalmente contenidos en la nube, para identificar irregularidades y potenciales violaciones de seguridad. 

De esta cuenta, se ha desarrollado el sistema SIEM (Security Information and Event Management). Consiste en una aproximación a la gestión de seguridad que busca proveer una visión holística de la seguridad de las tecnologías de la información de las empresas.

Gracias a ello, los usuarios pueden transmitir y almacenar información privada, sin el temor de ser víctimas de ciberataques.

Te puede interesar: Ciberseguridad y digitalización de las empresas en 2021

Widefense, el apoyo ideal para tu organización

En Widefense contamos con soluciones simples y de última generación que te ayudarán a proteger tu organización, como:

McAfee Enterprise Security Manager 

McAfee SIEM, proporciona información procesable y la integración necesarias para priorizar, investigar y responder a las amenazas.

Este SIEM entrega la posibilidad de tener:  

1. Operaciones simplificadas: entrega un marco de conformidad y contenido de seguridad integrados, simplificando el trabajo de los analistas y las operaciones de conformidad.

2. Seguridad reforzada: mejora la efectividad gracias a la visibilidad continua y los análisis procesables y la orquestación.

3. Estrategia de integración: su diseño extensible y distribuido se integra con las soluciones de más de 30 partners, cientos de orígenes de datos estandarizados e información sobre amenazas del sector.

Conéctate sin miedo

Vive la ciberseguridad sin miedo. Conversa con uno de nuestros especialistas de ciberseguridad en contacto@widefense.com, agenda una asesoría en (+562) 2816 9000 o escríbenos vía WhatsApp al (+56 9 7569 9259). 

Además, nos encontramos en Instagram y Facebook como @Widefense.